Date:

Share:

Un gran avance en la industria del automóvil: la fábrica de BYD en Hungría

Related Articles

La consolidación de la industria automotriz china ha alcanzado un punto de inflexión con la irrupción de BYD (Build Your Dreams) en el panorama global. Este gigante, originario de la potencia asiática, no solo se ha coronado como líder en la fabricación de vehículos a nivel mundial, sino que también ha escalado posiciones hasta convertirse en uno de los principales exportadores, especialmente hacia la Unión Europea. Su último y estratégico movimiento consiste en la planificación de una planta de ensamblaje de turismos en la ciudad de Szeged, Hungría, lo que representa un avance significativo en su estrategia de expansión europea. Este proyecto, aún sin fecha de inicio confirmada, se sitúa en un punto neurálgico del continente, lo que demuestra la seriedad y afán de crecimiento de una compañía cuyos orígenes se remontan a la fabricación de baterías para dispositivos móviles en 1995.

El poderío de BYD: cifras y capacidades

BYD ha experimentado un desarrollo formidable, hoy emplea a unos 700,000 trabajadores globalmente y cuenta con una presencia en 70 países repartidos en seis continentes. Con un equipo de 70,000 ingenieros y la operación de 30 fábricas y 40 sucursales, la firma ha registrado más de 27,000 patentes. La verticalización de su producción es única, controlando toda la cadena de valor, incluyendo la innovación en almacenamiento energético con su «batería blade», tecnología que ha captado la atención de gigantes como Tesla y Toyota.

Crecimiento exponencial y competición con Tesla

En términos económicos, BYD ha registrado un crecimiento exponencial, reflejado en una facturación de 29 mil millones de euros en 2022, lo que supone un aumento del 96% respecto al año anterior, y una capitalización de mercado de 134 mil millones de dólares. Este desempeño económico se traduce en la venta de 1.86 millones de vehículos, con un 30% correspondiente a modelos eléctricos. Estas cifras podrían presagiar un hito en el corto plazo, donde BYD desbancaría a Tesla como líder en ventas de vehículos puramente eléctricos. A nivel de ventas mensuales, BYD ya demuestra una competencia feroz con Tesla, con una diferencia marginal en ventas que favorece al fabricante chino en su propio mercado, apoyado por su diversidad de marcas y una gama más asequible.

Una oferta diversificada y accesible

A diferencia de Tesla, que centra su oferta en cuatro modelos clave, BYD ha lanzado una variedad de vehículos que atienden a diferentes segmentos del mercado. Por ejemplo, el Seagull es un vehículo eléctrico que aboga por la democratización de la movilidad eléctrica, con un precio aproximado de 10 mil dólares, convirtiéndose en una opción atractiva para un amplio espectro de consumidores en China.

Calidad como insignia de BYD

La calidad se presenta como uno de los pilares fundamentales de BYD, no solamente en términos de accesibilidad sino también en las prestaciones de sus vehículos. Tras la prueba del modelo Sello BYD, uno de los siete finalistas al Coche del Año 2024, se puede afirmar que la marca ha logrado un equilibrio entre diseño, dinamismo y eficiencia. Este modelo, junto con otros como el Atto 3, el Dolphin y el próximo Seal U, proyectan incrementar la presencia de BYD en mercados europeos como Italia, afianzando su reputación y credibilidad. En resumen, BYD no solo se posiciona como un competidor serio en la carrera de la electrificación automotriz, sino que también está sentando las bases para ser una referencia en cuanto a calidad y versatilidad en el sector.

Popular Articles