Microsoft Windows 11

El pasado 5 de octubre tuvimos el lanzamiento de la nueva versión del sistema operativo de Microsoft conocida como Windows 11.

En este análisis vamos a hablarte sobre él, sus novedades, mejoras y lo que no nos parece que esté bien, lo que nos parece mejorable y una opinión sobre el caso TPM, la bajada de rendimiento en procesadores AMD y los requisitos.

¿Qué es Windows 11?

Inconsistencias en la interfaz de Windows 11.
Inconsistencias en la interfaz de Windows 11.

El sistema operativo Windows 11 convivirá con Windows 10 al menos hasta 2025, este sistema cuenta con cambios estéticos y está pensado para ser utilizado mejor en interfaces táctiles, dispositivos portátiles y según Microsoft facilitar la interacción del sistema con el usuario.

Cómo obtener esta versión de Windows

Ya no es tan fácil como antes, Microsoft ha delimitado los requisitos mínimos y con ello los equipos elegibles para esta nueva versión ya no son tan aptos como lo eran antes.

Se requiere un procesador de doble núcleo, 4GB de memoria RAM, espacio en disco de 64GB y la plataforma TPM 2.0 y aquí vemos el primer problema.

Si bien este chip llamado TPM en su versión 2.0 se encuentra en equipos de hace años lo cierto es que Microsoft ha dejado afuera a muchísimos procesadores que pueden ejecutar con soltura Windows 11.

Esta decisión para nosotros es meramente comercial, pero ahondaremos en este y otros detalles hacia el final del artículo.

Más allá del TPM 2.0 si cumples con los requisitos (Microsoft cuenta con una herramienta para comprobar la compatibilidad) podrás instalar Windows 11, aunque deberás esperar en muchos casos que te llegue la actualización.

Para usuarios de Windows 10 la misma no tendrá costo, así que si quieres estar a la última en cuánto a novedades es importante que sepas que no debes pagar un céntimo.

Máquina de pruebas

Instalamos Windows 11 en una ASUS ZenBook con procesador AMD Ryzen 5 4500U, 8GB de memoria RAM y un SSD NVMe de 256GB, todo esto acompañado por una gráfica integrada NVIDIA GeForce MX 350 de 2GB.

¿Qué hay de nuevo, Microsoft?

Windows 11 presenta las siguientes novedades:

  • Nuevo diseño con bordes redondeados.
  • Nuevas apps modernas (Correo, Calendario, Calculadora, Paint, Fotos y Alarmas y reloj).
  • Nueva aplicación de ‘Configuración’.
  • Nuevas opciones de acoplar ventanas, gestos táctiles.
  • Nuevo diseño para ‘Explorador de archivos’.
  • Microsoft Teams integrado.
  • Auto HDR y DirectStorage (solamente en hardware compatible).

Instalación

Luego de descargar la ISO procedemos a ver el primero de los grandes cambios en este Windows, la pantalla OOBE (Out Of The Box Experience) o mejor dicho, la pantalla de instalación del sistema operativo.

En ella vemos un nuevo diseño, nuevos colores y gráficos aunque el procedimiento de instalación no ha cambiado demasiado, salvo que podemos ingresar el nombre del equipo desde el instalador y que es necesaria una cuenta Microsoft en la versión 11 Home, no así en la Pro, aunque podemos saltearnos este requisito.

Luego de unos 15 minutos (en nuestro notebook ASUS) Windows 11 se ha instalado.

Primer inicio

Escritorio de Windows 11.
Escritorio de Windows 11.

Lo primero que sentiremos será el nuevo sonido de inicio, Microsoft quiere que Windows 11 sea una experiencia sensorial, por ello han regresado los sonidos de Windows, aunque no son muchos y suenan bastante similares entre sí.

Luego, el bonito fondo de pantalla, una especie de flor abstracta violeta que dependiendo de si tenemos o no activado el modo oscuro pasará a tener fondo negro o blanco.

Barra de tareas y widgets

Y luego la nueva barra de tareas, la tan polémica barra de tareas.

Básicamente Microsoft en favor de la estética nos ha quitado tiles, no podemos mover la misma hacia una esquina, no podemos redimensionarla y tampoco cambiar el tamaño de los elementos, pero lo más grave es que el arrastrar y soltar en la barra no se permite.

Esto lo vemos como un retroceso importante, Windows siempre se ha caracterizado por esa función, pero bueno, vemos que hacer las cosas bonitas en Microsoft significa quitarles funcionalidad.

Los Widgets son la excusa perfecta para usar Bing, esta especie de tiles poco interesantes se ubican en un panel hacia la izquierda y permiten ver de un vistazo diferentes tipos de información. Pero al hacer clic en ellas nos abrirá Bing.

Widgets

Algo que consideramos inútil y mal pensado.

La barra de tareas también integra la búsqueda, la cual es la misma de Windows 10, le decimos por fin adiós a Cortana (en parte), los escritorios virtuales que perdieron la funcionalidad de la línea del tiempo, los poco trascendentes Widgets y Teams integrado para conversaciones (bajo el nombre de ‘Chat’).

Importante mencionar que si bien la barra de tareas ubica sus iconos al centro podemos colocarlos a la izquierda, aunque realmente es incómoda esta posición porque el Menú Inicio también lo hará.

Bordes redondeados por doquier, nuevas animaciones de ventanas y más

Windows 11 es estética, eso está a la vista de todos, tenemos los tan anunciados bordes redondeados y nuevas animaciones mucho más naturales en las ventanas las cuales desde el botón ‘Restaurar’ podemos elegir el tipo de división que tendrá la pantalla.

Pero no solo eso, hay un nuevo ‘Centro de acciones’ con aspecto modernizado que integra las notificaciones, pero esto a nuestro parecer no queda bien, las notificaciones se ven pequeñas y muchas veces se pierde el contenido.

Nuevo ‘Centro de acciones’

Algo molesto es que si bien podemos ver el porcentaje de la batería de nuestro equipo no podemos ver el tiempo que resta para que se agote la misma.

Si queremos ver ese detalle debemos ingresar a ‘Configuración’ y sufriremos del gran problema que tiene la nueva ‘Configuración’, muchos clics para hacer cosas que antes eran más fáciles.

Configuración: Va mejorando con cada actualización

Si bien el orden de ‘Configuración’ está mucho mejor logrado que en Windows 10 debemos decirles que para algunas funciones es necesario ir a apartados que están dentro de submenús con lo cual perdemos tiempo.

Clásico ejemplo, si queremos configurar nuestro auriculares debemos ir al apartado ‘Sistema > Sonido > ‘Nombre del adaptador’ > Propiedades’ siendo bastante extensa la ruta y hasta incómoda.

Ya habíamos mencionado el apartado de la batería la cual presenta una interfaz muy visual y organizada muy al estilo de los smartphones en sus capas de personalización.

Los elementos visuales están bien conseguidos, son claros, agradables y suponen un avance respecto a lo visto.

En general, la nueva ‘Configuración’ está bien conseguida aunque muchas funciones siguen sin ser integradas desde el ya viejo y querido ‘Panel de Control’ el cual nos parece más útil.

Nuevas apps: ‘Explorador de archivos’, ‘Tienda’, ‘Paint’, ‘Fotos’, ‘Alarmas y reloj’ y ‘Calculadora’

Microsoft había anunciado que modernizarían el Explorador de archivos, incluso se habló de ello mucho tiempo, pero la verdad es que si bien estéticamente está muy bien las funciones (de momento) son las mismas.

Mención aparte a los nuevos iconos de este y del nuevo menú contextual el cual sigue la línea Fluent a la perfección, este nuevo menú presenta un aspecto moderno y solo nos muestra los elementos más comunes, aunque desde ‘Mostrar más opciones’ podemos volver a ver el clásico menú con todas sus opciones.

Nuevo ‘Paint’ y más apps modernizadas

Otra de las novedades radica en el ‘Paint’, el cual dejó de lado su incursión en el mundo 3D para volver a sus orígenes, el cambio es estético por supuesto pero tiene algunas cosillas bien pensadas.

Por ejemplo ahora podemos desde ‘Guardar como’ optar desde un menú desplegable si queremos guardar en JPG, PNG y otros formatos de archivo.

Se supone que el nuevo Paint además presenta mejor soporte para lápices digitales con lo cual el cambio sería muy bienvenido.

Dos apps del sistema que apenas sufrieron cambios son ‘Calculadora’ y ‘Alarmas y reloj’ las mismas presentan nuevo diseño y en el caso de las ‘Alarmas y reloj’ una especie de Pomodoro que además permite utilizar canciones de Spotify para nuestro relax.

Aunque mención aparte merece la nueva app de ‘Fotos’ es mucho más útil y completa que la anterior, posee un nuevo diseño, nuevas funciones y lo mejor de todo, permite ver sin distracciones las fotos y además de una manera mucho más productiva.

También es importante mencionar la nueva ‘Tienda’ la cual si bien no incluye apps Android de momento (esto llegará más adelante) si está mejor organizada con un nuevo aspecto más limpio y permitirá descargar otras tiendas desde ella.

Lo que no ha cambiado prácticamente nada es la app de ‘Correo y Calendario’ la cual posee un diseño redondeado y poco más.

Funcionalidad y rendimiento

Windows 11 presenta nuevas opciones de uso con nuestros dedos, todo gracias a una mejor integración de los gestos táctiles, por ejemplo en lo que respecta a los gestos del touchpad los mismos se aplican a Windows en una pantalla táctil.

Además de que las ventanas del sistema permiten (tal cual mencionamos) acoplarse y dividirse de diferentes formas y en diferentes escritorios con lo cual la productividad debería ser mayor.

Sobre el rendimiento podemos decir que en nuestras pruebas no notamos lags ni problemas con la performance del sistema utilizando la versión final de Windows 11.

Sobre la autonomía de la batería depende mucho de diversos factores, aunque podría rondar las mismas cifras que en Windows 10.

Windows 11 y sus polémicas

AMD y Windows 11, problemas de rendimiento en algunos procesadores.
AMD y Windows 11, problemas de rendimiento en algunos procesadores.

TPM si, TPM no, creemos que esto determinará la adopción del sistema operativo por parte del público general, público que no conoce lo que significa esto ni mucho menos sabe como activarlo.

No estamos ante un Vista, al menos esa no es nuestra opinión, Vista tenía problemas graves de todo tipo, Windows 11 tiene algunos problemas que si bien no son tan graves si pueden entorpecer su adopción.

Lo del TPM nos parece una excusa para vender equipos más allá del tema seguridad, no puede ser que un Intel Core i7 de séptima generación o un AMD Ryzen de primera generación no sean soportados por el sistema operativo siendo que los requisitos del mismo son mínimos comparados con el rendimiento de estos procesadores.

Otra polémica es la de la bajada de rendimiento en ciertos procesadores AMD, según se informa el mismo se ubica entre el 3% y el 5% y en algunos juegos entre el 10% y el 15%, cifras preocupantes, pero que desde Microsoft y AMD prometen resolver con un parche a fin de mes.

Nuestra opinión

Windows 11 parece y es un sistema sacado a las apuradas por algún motivo que desconocemos.

Microsoft tendría que haber lanzado este sistema en el 2022 y pulir todas las inconsistencias a nivel interfaz que existen.

Además un gran ‘pero’ es que Windows 11 en su versión actual no ofrece apps Android en la Tienda ni ninguna característica diferente que haga deseable su actualización.

Windows 11 es (como dicen los norteamericanos) work in progress.

Nota final

Microsoft Windows 11: 3 de 5.

Lo mejor: Una interfaz moderna y elegante, algunas apps actualizadas son más útiles, nuevas posibilidades de productividad.

Lo peor: Es un ‘trabajo en progreso’, interfaz inconsistente, no presenta nada novedoso, no hay apps Android tal como se prometió y los Widgets son una pérdida de tiempo, la imposibilidad de arrastrar y soltar en la barra de tareas.

Sitio oficial de Windows 11

Anterior postTres móviles de Oppo en oferta por menos de 200€
Siguiente postLlévate un portátil ASUS ROG Zephyrus con € 300 de descuento
Redactor en ClubTech.es y en El Rincón de China (ERdC). La tecnología y los medios me interesan y mucho, trataré de dar lo mejor de mi en los artículos que elabore, aunque como todo me puedo equivocar, tengo un pequeño emprendimiento sobre tecnología llamado What's Next y vivo en Uruguay.
Suscribete a las respuestas
Notificar...
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments