Date:

Share:

Revelado el secreto de Neuralink: ¡Se buscan voluntarios para la experimentación humana!

Related Articles

Neuralink busca apasionados voluntarios en su emocionante primera experimentación en humanos. ¡La startup de Elon Musk está lista para dar un gran paso en la interacción entre el cerebro humano y la inteligencia artificial! Gracias a la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), Neuralink podrá finalmente probar sus increíbles chips neurales en seres humanos.

Después de superar diversas dificultades, la empresa se encuentra entusiasmada por comenzar el reclutamiento para su primer ensayo clínico, el cual lleva por nombre “Prime (Precise Robotically Implanted Brain-Computer Interface) Study”. Este estudio revolucionario está dirigido a pacientes con parálisis, con el objetivo de mejorar su calidad de vida.

La FDA, previamente, había mostrado preocupaciones sobre los posibles riesgos para la salud asociados al uso de chips neurales en seres humanos. Temían el envenenamiento causado por las baterías de litio utilizadas en estos dispositivos cerebrales, así como el posible desplazamiento de los cables de los implantes que podrían afectar la actividad cerebral. Además, también se presentaban dificultades a la hora de retirar los chips sin dañar el tejido cerebral. Es importante mencionar que el Departamento de Transporte de Estados Unidos inició una investigación adicional contra Neuralink por su manejo de agentes patógenos durante una colaboración con la Universidad de California.

Sin embargo, Neuralink ha demostrado su compromiso y ahora busca a valientes voluntarios para su estudio. Según la compañía, los participantes elegibles son aquellos que sufren de cuadriplejia debido a lesiones en la médula espinal o esclerosis lateral amiotrófica, así como aquellos que han perdido la visión, audición y la capacidad de hablar. Además, deben tener al menos 22 años y contar con un cuidador confiable. Aunque aún no se ha anunciado la fecha de inicio del estudio ni el número exacto de participantes, Neuralink inicialmente esperaba obtener la aprobación para implantar su dispositivo en 10 pacientes. Sin embargo, después de los rechazos anteriores de la FDA, la empresa ha estado en negociaciones para reducir ese número.

Este fascinante estudio tendrá una duración aproximada de 6 años y se enfocará en evaluar la seguridad de la interfaz cerebro-computadora (BCI) y del robot quirúrgico. Específicamente, se investigará la funcionalidad inicial de la BCI para permitir que las personas con parálisis controlen dispositivos externos con el poder de su pensamiento. Para esto, el robot realizará una cirugía para colocar cables ultrafinos y flexibles del implante en una región del cerebro encargada de controlar el movimiento. Una vez colocado, el chip será completamente invisible a simple vista y transmitirá las señales cerebrales de forma inalámbrica a una aplicación que las decodificará, permitiendo llevar a cabo pensamientos en acciones físicas.

El objetivo inicial es permitir que las personas controlen el cursor o el teclado de una computadora utilizando solo la fuerza de su mente. Sin embargo, los expertos creen que, incluso si el dispositivo BCI demuestra ser seguro para su uso en humanos, llevará más de una década obtener la autorización necesaria para su uso comercial por parte de la visionaria startup Neuralink.

Popular Articles