Opinión: Windows 11 está más muerto que vivo

LO MÁS

Honor Tablet 8: Snapdragon 680, pantalla 2K y enorme batería

Si hablamos de dispositivos de grandes dimensiones nos topamos...

Opinión: Adiós a Microsoft Internet Explorer (1995-2022)

Al final podemos decir que el navegador más odiado...

Opinión: ¿Intel o AMD? La verdad no lo tengo tan claro

Hay una guerra en el mundo de los componentes...

COMPÁRTELO

Soy usuario de Windows 11, la razón principal es que me gusta evaluar software, lo he sido durante meses de 4 distribuciones GNU Linux pero al final volví al sistema operativo de Microsoft por comodidad, especialmente con ciertas aplicaciones como la suite de Adobe u Office.

Pero hay una cosa que les quiero decir, Windows 11 no tiene futuro y en Microsoft no tienen ni la más remota idea de qué hacer con él.

Windows 11: Un sistema operativo que no da la talla

Windows 10 vs 11

A pesar de los cambios estéticos y poco más, Windows 10 es muy superior en funcionalidades (por lo menos permite arrastrar y soltar, mover la barra de tareas y tantas cosas más).

Windows 11 tiene varios problemas, no ha logrado ser aceptado por el público debido a sus requerimientos y sus bugs, bugs que siguen siendo preocupantes en un sistema que debería estar mucho más pulido.

Además de todo esto Windows 11 no presenta una interfaz consistente, siguen existiendo vestigios de versiones anteriores del sistema operativo, lo cual en 2022 es inaceptable.

Las cosas que deben cambiar

Primero que nada lo primero que debe hacer Microsoft es definir prioridades.

No puede ser que estén pensando en actualizar funciones estéticas o cambiar aplicaciones incluidas en el sistema como prioridad antes que lograr una estabilidad acorde a un sistema operativo moderno, lograr una consistencia en el sistema u mejorar el rendimiento en ciertos modelos de procesadores.

Otro problema es que los requisitos (innecesarios, la verdad) de sistema mínimos como el famoso TPM 2.0 hicieron que muchas personas ni siquiera puedan actualizar a Windows 11, esta jugada por promover la venta de equipos nuevos le salió muy mal a Microsoft.

Una política lamentable, una forma de excluir usuarios de un sistema operativo que no es más que un Windows 10 con cambios.

Y por último los Insiders, a los cuales poca importancia se les está dando, ¿no sería bueno volver a las épocas de betas?

Lo bueno de Windows 11

Windows 11 ventanas

No todo es malo, la forma de agrupación de ventanas es muy interesante, los gestos táctiles funcionan mejor que en Windows 10, tenemos varias tecnologías modernas incorporadas de serie (la detección Bluetooth se ha mejorado muchísimo por ejemplo) y se podría decir que la nueva pantalla de Configuración está mucho mejor lograda, ordenada y visualmente más atractiva.

Pero con esto no alcanza, Windows 11 22H2 está por ser desplegado, es más, la fecha tentativa es el 24 de este mes, en el veremos cambios en el Explorador de Archivos, el Administrador de Tareas, mejoras en la agrupación de ventanas y los escritorios, regreso del ‘arrastrar y soltar’ y varios cambios menores que seguramente harán que Windows 11 respire un poco.

Lo más importante será ver si realmente esta nueva versión de Windows 11 logra un mejor rendimiento, es que a veces es importante fijarse que antes de lanzar algo al mercado debe funcionar correctamente con todo el hardware disponible.

Confiamos de que Microsoft pueda mejorar Windows 11, aunque quizá ya sea demasiado tarde.

¿Alguien dijo Windows 12? Quizá en Microsoft ya estén pensando en ello.