Date:

Share:

¿OpenAI teme el apocalipsis nuclear? ¡El nuevo equipo que sorprenderá a todos!

Related Articles

En este emocionante período de rápido crecimiento de la inteligencia artificial generativa, Google ha lanzado una iniciativa revolucionaria que permitirá a la comunidad de expertos rastrear, identificar y comunicar cualquier debilidad presente en los programas de IA. Este proyecto marca un importante avance en comparación con los tradicionales «bug bounty» que las principales empresas tecnológicas han implementado, donde recompensan a los profesionales por descubrir errores en sus sistemas. Pero Google no está solo en esta misión. OpenAI, también conocida como la entidad detrás de ChatGPT, ha decidido crear un grupo especializado para examinar los posibles peligros «catastróficos» de la inteligencia artificial, incluyendo aquellos relacionados con la industria nuclear. Todo esto ha sido confiado a Aleksander Madry, un destacado experto anteriormente del MIT en Boston.

El nuevo sistema de Google para detectar vulnerabilidades ofrece recompensas a quienes descubran problemas técnicos en las plataformas de IA generativa. Esta medida se ha tomado para abordar preocupaciones como el peligro de la manipulación de modelos. Google ha dado un ejemplo muy claro de lo que busca la comunidad al investigar cómo las empresas «entrenan» sus algoritmos, especialmente en lo que respecta a la protección de la información sensible que se recopila cuando los usuarios utilizan dichos sistemas. El objetivo principal de este proyecto es facilitar las pruebas para identificar vulnerabilidades de seguridad tradicionales y riesgos asociados a los sistemas de IA. Además, el premio varía según la gravedad de la situación de riesgo y la magnitud del objetivo comprometido.

Pero Google no se detiene ahí. Para fortalecer aún más la seguridad de la inteligencia artificial, ha lanzado el Marco de Inteligencia Artificial Segura, con el objetivo de proteger los elementos fundamentales que permiten que las plataformas de IA aprendan automáticamente. Para lograr esto, Google está colaborando con Anthropic, Microsoft y OpenAI en la creación de un Fondo de Seguridad de IA que cuenta con una inversión de 10 millones de dólares. Este fondo tiene como objetivo respaldar la investigación y supervisión de software de última generación.

El crecimiento de la inteligencia artificial en el mundo moderno ha planteado preocupaciones en términos de seguridad y confiabilidad de los sistemas. La posibilidad de que estos sistemas sean vulnerables a manipulaciones externas o que puedan funcionar de manera inesperada representa un desafío significativo para las empresas que los desarrollan. Las iniciativas de Google y OpenAI, dos líderes en el campo de la IA, demuestran claramente que son conscientes de estos desafíos y la necesidad de abordarlos de manera proactiva. La creación de equipos especializados y la asignación de recursos financieros significativos, como el fondo de 10 millones de dólares, reflejan un compromiso serio para garantizar que la inteligencia artificial pueda evolucionar en un entorno seguro y controlado, evitando posibles riesgos tanto para los usuarios como para la sociedad en general. ¡Es un momento emocionante en la tecnología!

Popular Articles