Samsung Android Oreo

Ya hace muchos años que comenzamos a escuchar hablar acerca de los móviles con pantallas flexibles y de otros diversos avances tecnológicos que, en aquellas fechas, quedaban todavía muy lejos. Pese a que todavía hay que esperar a tener en nuestras manos un smartphone plegable, cada vez recibimos más información de la cercana llegada de este tipo de dispositivos al mercado. En este caso hablamos del Samsung Galaxy X, el smartphone plegable de una de las compañías tecnológicas más importantes del mundo.

Más detalles acerca del Samsung Galaxy X

Aunque todavía no hay una confirmación oficial por parte de la compañía, los rumores indican que Samsung Galaxy X va a ser el nombre de este terminal. A diferencia de otros prototipos y modelos de prueba, parece que este dispositivo se está haciendo hueco en la empresa y está tomando rumbo a su salida al mercado, debido a que ya contamos con el que sería el número del modelo interno: SM-G888.

La filtración proviene de la entidad reguladora de Corea, por la que ha pasado este smartphone plegable para certificar, entre otras cosas, los diferentes parámetros respecto a la conectividad, tales como el Wifi y el Bluetooth.

Centrándonos más en el diseño y en el funcionamiento de la pantalla flexible, contaríamos con un acabado tipo fuelle en la mitad del dispositivo, que nos facilitaría la acción de doblar la pantalla, asimilándose a los móviles de tapa. En las imágenes que adjuntamos se puede observar fácilmente el funcionamiento conceptual del terminal y de cómo quedaría en dos posiciones, en una doblado al completo y en otra prácticamente estirado.

Samsung Galaxy X

Los numerosos retos del smartphone plegable

No hace prácticamente falta mencionar que estamos ante una tecnología todavía desarrollándose y que le falta tiempo por salir a la venta de una forma más o menos generalizada. No solo encontrar «el mecanismo» para doblar la pantalla es lo complicado, sino que también producir este tipo de dispositivo supone un reto a la hora de encontrarle funcionalidades. Ahora mismo Android no está optimizado para terminales con pantallas flexibles, y la interfaz sufriría bastantes cambios para poder adaptarse a las formas que puede adoptar el Samsung Galaxy X. Por ello, todavía no sabemos muy la forma de interactuar con esta tecnología, ni tampoco cuándo saldrá finalmente a la venta. Siendo optimistas, podríamos ver los primeros modelos en 2019, aunque personalmente creo que habrá que esperar un poco más que esa fecha.

Por otra parte, no veo conveniente esperar de este terminal un hardware reseñable, ya que suficiente reto significa adoptar una  pantalla flexible como para que el Samsung Galaxy X incluya los más potentes componentes. Ahora mismo lo que toca es esperar, y ver qué sorpresas nos deparan estos nuevos modelos que poco a poco están más cerca de nosotros.

FuenteTopes de Gama
Anterior postLas piezas de la semana, las noticias más importantes y destacadas
Siguiente postNueva tablet Amazon Fire HD 10
Apasionado de la música y de la tecnología. No necesariamente por ese orden.
Suscribete a las respuestas
Notificar...
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments