Nokia

La expectación sobre el regreso de Nokia sigue creciendo desde que se anunciase que la compañía volvería a sacar terminales al mercado. Hasta ahora sabíamos que 2017 sería su nuevo «año cero»: lanzaría cuatro smartphones con Android y atacaría de lleno la gama media. No obstante, una filtración del distribuidor en Malasia de HMD (quien realmente fabricará los teléfonos bajo la marca Nokia) ha puesto al descubierto las intenciones de la compañía, y son mucho más ambiciosas de lo que se pensaba para su primer año: presentará entre seis y siete teléfonos para 2017, con lo que se consuma su presencia en todas las gamas. Está previsto que al menos algunos de ellos se presenten en el próximo Mobile World Congress de Barcelona el próximo 27 de febrero.

La gama alta: lo mejor en hardware y una cámara… ¿diferencial?

Nada se sabe a ciencia cierta sobre las características de los terminales que presentará Nokia, pero los rumores hablan de que su tope de gama calzará un procesador Snapdragon 835, 6 gb de RAM y una lente de 23 megapíxeles firmada por Carl Zeiss, que tan buena fama le dio a Nokia en el apartado fotográfico en la época de los teléfonos básicos y también en la más reciente etapa Lumia. De confirmarse, éste podría ser un elemento diferencial en la complicada gama alta. Se lanzaría, probablemente, en algún mes de la próxima primavera.

Nokia flagship 2017, filtración

La gama media: la batalla más complicada

Con marcas como Xiaomi, OnePlus, Honor o Lenovo, entre muchas otras, la gama media es sin duda la más competida del mercado actual. En los últimos meses se ha especulado con que Nokia sacaría un terminal llamado D1C, en dos versiones: una más premium en acabado metálico y otra con el marco metálico y construcción en plástico, con 3 gb de RAM y 32 de memoria interna, al menos el premium.

Nokia D1C prototipo

Otra apuesta en la gama media podría enfocarse a un público exigente con la fotografía: recientemente se habló en la red social china Weibo del posible Nokia C1, con doble cámara trasera (16 y 12 mp) y triple flash led.

Nokia C1, doble cámara

La gama baja: un lugar en el que Nokia quiere dominar

Pese a encontrar numerosos teléfonos en la gama de entrada a precios realmente atractivos (sobre todo en marcas chinas), quizá sea aquí donde Nokia pueda asentarse para cubrir parte de sus ventas. Como antaño, cuando tener un teléfono Nokia era sinónimo de calidad y fiabilidad -aunque se tratase de los modelos más básicos-, la finlandesa podría tener ahora un amplio mercado en el que pisar fuerte para los numerosos clientes que quieren un smartphone básico pero funcional, y con el prestigio que otorga la marca europea. Es previsible, por tanto, que varios de los seis o siete terminales se acomoden en un rango de precios en torno a los 100 euros, aunque todo será especulación hasta al menos el MWC del próximo mes.

Mención aparte merece el lanzamiento del Nokia 150 (más detalles), que es oficial desde que se anunciase el pasado mes de diciembre. Es realmente un teléfono muy simple, que tiene poco de «smart»: se trata de un teléfono espartano de batalla, robusto y con amplia autonomía, con sistema operativo Nokia Series 30+, dual sim, radio FM y memoria ampliable hasta 32 gb. Con sólo 84 gramos, es una alternativa para quien quiera disponer de un teléfono de reserva o para quienes busquen un teléfono sencillo como los de antes. Su precio estará en torno a los 30 euros y Nokia lo lanzará en algún momento de este primer trimestre de 2017.

Nokia 150

Anterior postNueva NVIDIA Shield TV, ahora más pequeña y con mando renovado
Siguiente postLas renovadas cámaras térmicas Flir One, aptas para cualquier usuario
CEO de ClubTech.es