Esta semana nos enteramos de una noticia quizá algo inesperada para muchos de nosotros, la serie Galaxy A de Samsung no se está vendiendo como es esperado teniendo dicha compañía un remanente de 50 millones de unidades sin poder venderse.

En esta nota de análisis trataremos de entender el por qué detrás de todo esto según nuestra opinión.

Los Samsung Galaxy A de 2022 son unos terminales muy correctos

Samsung Galaxy A53 5G

Puede que su precio sea algo más elevado que en lanzamientos del año pasado pero nadie puede dudar que los Serie A de este año han sido una sorpresa.

Y una muy buena, especialmente si hablamos de la evolución del Galaxy A33 respecto al A32 del año pasado.

Pero no nos detengamos en detalles técnicos, en conjunto estos terminales han mejorado, salvo quizá el A53 el cual seguimos pensando llegó a un precio elevado, más si lo comparamos con el A52s el cual para nosotros es una compra mucho mejor pensada.

Samsung ha decidido lanzar estos terminales con el chip Exynos de su propiedad el cual no es malo pero quizá debido a la mala fama de estos procesadores las personas prefieran esperar a un lanzamiento con procesadores de Qualcomm.

Los problemas de calentamiento presentes en la serie S22 con Exynos y la polémica entorno a su rendimiento quizá le juegue una mala pasada a Samsung frente a los modelos con Qualcomm… si todos estuviésemos metidos en el mundillo, claro está.

Esto es lo de siempre, los que vivimos la tecnología a diario estamos enterados de todo esto, pero el resto de personas no, por lo cual esta teoría se va por la borda.

¿Los 4 años de actualizaciones le juegan en contra a Samsung?

Esa pregunta es la que intentaremos responder a continuación.

Para nosotros si un terminal ofrece un soporte a largo plazo como en el caso de los Samsung o de los iPhone, o porque no, los Google Pixel el producto presenta una mayor longevidad y por lo tanto el usuario no siente necesario adquirir otro terminal durante determinado período de tiempo.

Los Galaxy A de este año ofrecen 4 años de actualizaciones de sistema y eso puede ser una condicionante y esto es debido a lo que siempre decimos, si funciona bien, déjalo así, para qué comprar otro.

Además, lo volvemos a decir, año a año los cambios no justifican la compra de un nuevo terminal salvo apartados como la cámara o la pantalla y que tampoco se justifican debido a la escasa evolución año tras año.

Nos parece excelente lo que ha hecho Samsung con sus terminales, pero la realidad es que ofrecer un soporte extendido de actualizaciones hace que el producto se quede más tiempo con el usuario.

Lo cual es bueno para nosotros y malo para ellos, por supuesto.

La competencia y el poder adquisitivo de los usuarios

Realme 9 Pro+

Luego de la pandemia el poder económico de los usuarios ha bajado, es evidente, las prioridades son otras.

Esto puede traducirse en que las personas consideran que cambiar de terminal ya no es tan necesario o que no poseen el dinero para adquirir un modelo más reciente.

Otro factor determinante es la competencia, cada vez tenemos un mercado más y más saturado.

Dentro de la gama media (a la que apunta la serie A) contamos con decenas de modelos de diferentes fabricantes, muchos de ellos bastante más baratos y publicitados que los serie A de Samsung.

Algunos de estos fabricantes que compiten con la serie A: Xiaomi, Realme, Oppo, Motorola, OnePlus y muchos más.

Lo otro que hay que tener en cuenta es que los operadores telefónicos pueden ofrecer por ‘calidad precio’ estas otras marcas (especialmente Xiaomi o Realme) por encima de Samsung debido a que estas dos marcas ofrecen una experiencia de usuario similar y en planes más accesibles.

En resumen

Podemos decir que es entendible que Samsung haya vendido muchos menos Galaxy A que en años anteriores.

Las razones presentadas juegan en contra, especialmente lo referido al poder adquisitivo de los usuarios y la ‘no necesidad’ de adquirir un nuevo terminal en épocas de crisis.

Pero lo cierto es que si bien han evolucionado positivamente los Samsung Galaxy A de este año aún no han encontrado la manera indicada de convencer al público de que compren sus productos.

A Samsung le cuesta ‘vender’ su gama media, los números están a la vista, hay mucha competencia en el mercado.

Aquí es muy diferente a la ‘Serie S’, su gama alta está ya asentada y se vende con mayor facilidad dentro de lo que es Android, aquí Samsung debería pensar en algunas estrategias, como las siguientes:

  • Serie A con precio ‘early bird‘ atractivo (en promoción).
  • Ofrecer factores diferenciadores respecto a la competencia que justifiquen el precio más elevado (nombrar características que otros no tienen).
  • Mayor promoción en operadoras.

Consideramos que con alguna de estas estrategias Samsung podría posicionar mejor su gama media, pero eso se lo dejamos a los expertos.

¿Qué sucederá de aquí en más?

Lo más probable es que los Galaxy A se encuentren de oferta en pocas semanas con precios más agresivos.

De todas formas estos terminales han ido bajando considerablemente en su precio con el correr de los meses.

Veremos qué medidas aplica Samsung para sus próximos lanzamientos.

Anterior postEl lanzamiento del Xiaomi 12 Ultra para principios de julio  
Siguiente postLas métricas criptográficas más comunes [Una guía para principiantes]
Redactor en ClubTech.es y creador de El Hub. La tecnología y los medios me interesan y mucho, trataré de dar lo mejor de mi en los artículos que elabore, aunque como todo me puedo equivocar.
Suscribete a las respuestas
Notificar...
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments