Date:

Share:

Manuel Díaz emocionado de regresar a Córdoba con su padre. ¡Aquí están las palabras conmovedoras!

Related Articles

Hace exactamente catorce meses, la vida de Manuel Díaz ‘El Cordobés’ dio un giro inesperado y emocionante que marcó un antes y un después en su existencia. Fue en ese preciso momento cuando finalmente se cumplió su más anhelado sueño de reunirse y abrazar a su padre, con quien ha forjado un vínculo inseparable desde entonces.

Desde ese momento, el diestro ha optado por enfocarse en el presente y en disfrutar cada instante al lado de Manuel Benítez, dejando atrás cualquier rastro de rencor o dudas sobre el pasado. Su amor por su progenitor y la gratitud por este encuentro tan esperado han sido evidentes en cada gesto y palabra.

La noche de este martes, Manuel Díaz tuvo el honor de ser el pregonero del Mayo Festivo en Córdoba, la ciudad que alberga sus raíces y sus recuerdos más preciados. En un emotivo discurso que conmovió a todos los presentes, el torero hizo referencia constante a su padre, quien también se encontraba entre el público, y compartió con la audiencia la importancia de este reencuentro en su proceso de sanación y crecimiento emocional.

Las palabras de Manuel Díaz

La inauguración del mes más importante de la ciudad andaluza tuvo lugar en el Teatro Góngora. Donde Manuel Díaz dio comienzo al evento con sus palabras llenas de naturalidad y espontaneidad. Visiblemente nervioso y con varios papeles en la mano para no olvidar ningún detalle de su discurso, dirigía su mirada al público que lo escuchaba con atención, entre ellos Virginia Troconis y Benítez, quien asistió acompañado de su pareja, Mª Ángeles Quesada. En su intervención, Manuel mencionó la presión de ser comparado con el mayor de los toreros, el ídolo más famoso del mundo entero, pero para él su único referente era su padre.

Para Manuel, dar el pregón fue una experiencia emocionante, especialmente después de haber decidido retirarse de las corridas de toros el año anterior. Haber salido de su ciudad natal en busca de oportunidades y regresar superando sus propias expectativas era algo que le llenaba de orgullo. Sin embargo, lo más significativo de todo fue hacerlo de la mano de su padre, a quien considera el cordobés más ilustre y quien ha llevado el nombre de la ciudad por todos los rincones del mundo.

Durante su intervención, Manuel expresó su gratitud hacia su padre, a quien considera su mentor y guía en el mundo del toreo. Reconoció que su padre le había dado tanto quitándole cosas, pero ahora le estaba devolviendo todo de una manera increíble. Su discurso estuvo lleno de homenajes hacia el legado de su padre, el famoso V Califa del toreo.

El evento especial

Manuel Benítez ha sido uno de los grandes protagonistas del día. Destacándose al subirse al escenario para acompañar a su hijo en la recta final del acto. Mientras sonaba a capela el Soy Cordobés, padre e hijo se abrazaron cariñosamente, emocionando a todos los presentes. En especial a Virginia y María Ángeles Quesada, quienes han sido piezas fundamentales en la relación de los diestros.

Las dos mujeres están felices de la gran familia que han construido, viendo cómo todas las piezas se han ido encajando naturalmente. Desde el primer encuentro que llenó el vacío que había en Díaz durante tanto tiempo. Díaz confesó que al principio le costó llamar «papá» a Benítez, pues no estaba acostumbrado. Pero rápidamente se adaptó y a lo largo de la velada, ha hecho referencia a él como su padre en varias ocasiones.

«Buen lío he montado padre, nunca he leído tanto en mi vida». Bromeó Díaz durante el evento. Al finalizar, ambos atendieron a los medios de comunicación juntos. Y Benítez expresó que estar en Córdoba junto a su hijo después de tantos años de lucha. Era un sueño hecho realidad: «He soñado con esto tantas veces, hijo». Este sueño continúa creciendo con cada conversación y cada plan que comparten juntos. Muchas veces acompañados por Alba, Manuel y Triana. Quienes están encantados de tener a su abuelo cerca.

Popular Articles