viernes, abril 12, 2024
InicioNoticiasFrente a la violencia: Valencia rechaza los mensajes amenazantes de los ultras

Frente a la violencia: Valencia rechaza los mensajes amenazantes de los ultras

El Valencia Club de Fútbol se ha visto obligado a tomar una posición oficial ante una situación desagradable que involucró a los directivos del club y al conocido grupo de aficionados Ultra Yomus. A través de un comunicado en su sitio web, el club expresó una condena rotunda hacia las amenazas dirigidas a miembros de la dirección a través de las redes sociales por parte de dicho grupo.

En un ambiente donde a menudo se confunden pasión y violencia, el Valencia ha querido subrayar una diferencia fundamental: si por un lado las críticas constructivas se consideran un aspecto normal y estimulante del deporte, por otro, los comportamientos agresivos y violentos son totalmente inaceptables. El club ha aclarado con firmeza que no hay lugar para insultos y violencia, ni en el fútbol ni en la sociedad civil.

El fútbol, desde siempre, es terreno fértil para las emociones más viscerales

Pero lo que el Valencia intenta resaltar es que la intensidad de tales emociones nunca debe desembocar en actos que trasciendan los límites del respeto. Al respecto, el club ha reiterado su posición intransigente hacia los grupos ultras y las facciones más radicales.

La situación tomó un giro preocupante cuando el perfil oficial de Ultra Yomus publicó un video en una conocida red social, acompañado de un mensaje que efectivamente atacaba con términos injuriosos al director deportivo del club. En las palabras de los ultras se leía la clara intención de intimar la dimisión del directivo, describiéndolo como indigno de llevar el escudo del Valencia y amenazando con un desenlace negativo en caso de no escuchar sus demandas.

Este comportamiento no solo violó las pautas de conducta civil que se esperarían en el ámbito deportivo, sino que también representó la gota que colmó el vaso para la dirección del Valencia. La inmediatez con la que el club respondió subraya la intención de mantener un ambiente de trabajo y de afición saludable, lejos de los extremismos que, lamentablemente, a veces se anidan en las franjas más apasionadas del fútbol.

En conclusión, el mensaje del Valencia es claro: mientras el debate y la crítica constructiva siempre son bienvenidos, como parte integral del crecimiento y la mejora, no hay tolerancia alguna para amenazas y actitudes que puedan poner en peligro la integridad física y moral de las personas involucradas en el mundo del deporte. El diálogo y el respeto mutuo siguen siendo los pilares sobre los que debe basarse una sana rivalidad deportiva.

RELATED ARTICLES

El último