Date:

Share:

Etapa épica: la más larga del rally dakar

Related Articles

La segunda semana del Rally Dakar 2024 ha avivado las llamas de una competición ya de por sí ardiente. Los desiertos de Arabia Saudita han sido testigos de cómo Sébastien Loeb, el astuto piloto francés de Prodrive, ha recortado distancias con su acérrimo rival, el español Carlos Sainz. En un movimiento que ha sacudido la clasificación general, Loeb ha conquistado diez valiosos minutos en la séptima etapa, dejando la brecha entre ambos gladiadores de la pista en solo 19 minutos, y prometiendo una batalla sin cuartel hasta el último suspiro de la carrera.

Una jornada para la historia

La etapa que ha marcado un antes y un después en esta edición del rally fue, sin lugar a dudas, la más extenuante de todas: una odisea de 483 kilómetros de terreno traicionero y desafiante entre Riad y Al Duwadimi. Después de un merecido descanso, los participantes se sumergieron en el corazón del desierto, enfrentando una prueba de fuego donde la resistencia y la maestría al volante eran su única salvación.

Adversidad en el camino

Aun así, la implacable ruta se cobró sus tributos. Nani Roma, el valeroso piloto español, sufrió una caída prematura cuando su Ford Ranger cedió ante los rigores mecánicos apenas 24 kilómetros después del inicio. Aunque su sueño de la victoria se esfumó, el espíritu indomable de Roma contempla la posibilidad de seguir acumulando millas con su Ranger, aunque su lucha ya no figure en el cuadro oficial de la competición.

Desafíos y desventuras para Audi

El equipo Audi, por su parte, enfrentó sus propios demonios en la arena con la retirada de Mattias Ekström. El sueco, que hasta entonces había navegado las dunas con maestría, ocupando la segunda posición general, vio cómo su Audi RS Q e-tron sucumbía ante la adversidad mecánica, despojándolo de cualquier aspiración al título. La situación se agravó cuando Stéphane Peterhansel tuvo que sacrificar su tiempo en pos de las reparaciones de su compañero, sellando así un destino poco favorable para ambos.

Sainz, el estandarte de Audi

Con Ekström fuera de la liza, todo el peso de la esperanza de Audi recae sobre los hombros de Carlos Sainz. El experimentado piloto finalizó la séptima etapa en cuarta posición, entregando poco más de diez minutos al triunfador del día, Loeb. No obstante, la competencia es feroz y otros corredores, como Lucas Moraes y Nasser Al-Attiyah, aunque no compiten ya por la corona, juegan un papel crucial en este entramado de estrategias donde cada segundo cuenta.

La lucha por el podio no cesa

Loeb ha demostrado su férrea ambición y su innegable destreza al volante, recortando distancias en una etapa que bien podría ser la clave de su éxito. A pesar de la impresionante ventaja de Sainz y su copiloto Lucas Cruz, la presión que ejerce el dúo francés Loeb y Fabian Lurquin amenaza con desatar una lucha titánica. Lucas Moraes, aunque apartado de la cima, se mantiene firme en el tercer puesto, vigilando cada movimiento de sus contendientes desde la distancia.

El camino a seguir

La aventura continúa y el Rally Dakar promete no bajar la guardia. La octava etapa, que se despliega desde Al Duwadimi hasta Hail con 458 kilómetros de pura adrenalina, planteará nuevos retos a los valientes pilotos. En un paisaje que alterna la suavidad de las arenas con la crudeza de las piedras, cada participante deberá enfrentarse a sus propios límites y superarlos si desea inscribir su nombre en las páginas de la historia.

Popular Articles