Date:

Share:

De Turín a la revolución: ¡cómo un nanodispositivo puede simular la memoria humana!

Related Articles

El investigador del Instituto Nacional de Investigación Metrologica (INRiM) y del Politécnico de Turín ha logrado demostrar con éxito cómo se puede emular el proceso de consolidación de la memoria, desde la memoria a corto plazo hasta la memoria a largo plazo, utilizando sustratos artificiales.

La memoria es una de las facetas que nos caracterizan como seres humanos, junto con la voluntad y el intelecto. A diferencia de los simples reflejos motores, todas nuestras actividades cognitivas requieren la creación, consolidación y evocación de recuerdos.

Desde el punto de vista neurobiológico, se ha propuesto la existencia de microcircuitos neuronales específicos que sirven como base y rastro para la memoria. Gracias a los avances en técnicas de neuroimagen, hemos podido mapear estas unidades fundamentales en tiempo real.

El investigador italiano ha logrado emular el proceso de consolidación de la memoria en sustratos artificiales utilizando conectomas de nanohilos memristivos. Estas redes a escala nanométrica exhiben funciones neuronales, como el comportamiento emergente y la plasticidad tanto a corto como a largo plazo. La innovación clave de esta investigación radica en mostrar la dinámica que permite que las variaciones locales pero reversibles en la red provoquen cambios permanentes. Este logro ha sido posible gracias a un enfoque basado en la tomografía de resistencia eléctrica.

La capacidad de mapear el comportamiento emergente de este sistema abre nuevas posibilidades para la implementación de paradigmas computacionales energéticamente eficientes. El próximo desafío será aumentar la complejidad del sistema, conectando varios nanodispositivos y engramas, con el objetivo de abordar el denominado «problema de la vinculación» en la cognición.

Este hito alcanzado en Italia marca un antes y un después en la investigación de inteligencia artificial. Durante mucho tiempo, el cerebro humano, con su capacidad única para recordar, pensar y sentir, ha sido un enigma para la ciencia. Aunque todavía hay mucho por descubrir, este avance representa un paso significativo en la comprensión y simulación de la memoria humana.

Los avances tecnológicos, en particular en el campo de la neuroimagen, han permitido una mejor comprensión de cómo funciona el cerebro y cómo se pueden emular ciertas funciones en dispositivos. La investigación italiana, que combina el estudio detallado del cerebro con el diseño avanzado de nanodispositivos, promete transformaciones en campos como la robótica, la medicina y la informática.

A medida que la ciencia avanza, el límite entre lo biológico y lo artificial se vuelve cada vez más difuso. El logro alcanzado por el investigador del INRiM y del Politécnico de Turín es un claro ejemplo de esto. Es emocionante pensar en las aplicaciones futuras de esta tecnología y cómo podría revolucionar no solo el campo de la inteligencia artificial, sino también nuestra comprensión de la memoria y la cognición humana.

En resumen, la investigación italiana ha abierto la puerta a la simulación de la memoria humana en dispositivos nanométricos. Este logro sin duda influirá en futuros desarrollos tecnológicos y científicos, acercándonos un paso más a comprender el enigma de la memoria humana.

Popular Articles