Date:

Share:

De lo condicional a la certeza: el Panda eléctrico está listo para sorprender al mundo del automóvil

Related Articles

La esfera automotriz se encuentra en un estado de expectativa ante lo que podría ser una revelación que marcará una nueva era para Fiat: la supuesta próxima generación del Fiat Panda. Con la difusión de dibujos de patentes en internet, que aún no han sido oficialmente reconocidos por Fiat, la comunidad de automoción especula sobre si estamos a punto de presenciar el nacimiento de un nuevo Panda o la llegada de un modelo innovador dentro de la marca.

Diseño evolutivo: del concepto a la realidad

El diseño de este enigmático vehículo parece tener raíces en la plataforma Smart de Stellantis y el Citroën ë-C3, pero se desvía notablemente de la estética tradicional del Panda, proponiendo un aspecto crossover. Aunque todavía es incierto si lo que vemos en los dibujos se transformará en realidad, detalles como las cerraduras en las manijas de puertas y espejos retrovisores insinúan una madurez cercana a la producción.

Este diseño parece ser una oda al pasado y un guiño al futuro, con reminiscencias del Panda actual en los grupos ópticos traseros y un claro homenaje al concepto Centoventi del 2019. Un frontal rediseñado, faros inferiores cónicos y una barra de LED que une los grupos ópticos principales son solo algunas de las actualizaciones que apuntan a una evolución en la interpretación del estilo Panda.

Expectativas de un lanzamiento histórico

Si se confirma, el debut del renovado Panda coincidiría con la celebración del 125º aniversario de Fiat, el 11 de julio. Este lanzamiento no solo sería significativo para la historia de la marca, sino también para la movilidad sostenible, ya que el vehículo se presentaría inicialmente como una propuesta totalmente eléctrica. Siguiendo la estrategia de la plataforma Smart Car, podría haber versiones futuras con motor de combustión, incluyendo una variante turbo de gasolina 1.2, con diversas opciones de electrificación.

Un punto de referencia en sostenibilidad y autonomía

Con el Citroën ë-C3 como posible referencia técnica, el nuevo Panda eléctrico se postula con una batería de litio-hierro-fosfato de 44 kWh y un motor de 113 CV, lo que promete una autonomía de unos 320 km. Destaca la capacidad de recarga rápida, que permitiría alcanzar del 20% al 80% en apenas 26 minutos con cargadores de 100 kW. Además, se rumorea la posibilidad de una versión básica con menor capacidad de batería para ofrecer una alternativa más económica.

Competitividad en el mercado

El precio es siempre un factor determinante, y el nuevo Panda eléctrico no decepciona, con una etiqueta de inicio estimada por debajo de los 25.000 euros para el modelo con batería de 44 kWh. Las variantes de gasolina prometen ser aún más accesibles, con un costo inicial por debajo de los 20.000 euros.

Un futuro manufacturado en Serbia

La planta de Stellantis en Kragujevac, Serbia, conocida por producir el Fiat 500L, ha sido confirmada por el presidente serbio, Aleksandar Vučić, como la futura casa del Panda. Mientras tanto, la producción del modelo actual continuará en Pomigliano d’Arco hasta 2026. Las decisiones estratégicas de Stellantis y las dinámicas geopolíticas serán cruciales para determinar si Serbia se convierte en el único punto de fabricación del Panda eléctrico o si se expandirán las líneas de producción.

En resumen, aunque aún rodeados de misterio, los indicios apuntan a una transformación significativa del Fiat Panda, manteniendo su espíritu pero adaptándose a las exigencias de un mundo cada vez más inclinado hacia la sostenibilidad y la innovación tecnológica.

Popular Articles